Imagen de perfil de jsruetter

por

Cuando oímos austeridad pensamos en miseria, cuando oímos esperanza pensamos en Aguirre

el 21 Febrero, 2015 en Opinión

Mi abuela era una señora culta, con estudios, mi abuela usaba la palabra austeridad como algo positivo, si decía de una persona ,es austera, era un elogio, pretendía decir que se trataba de alguien no amigo de lujos y alardes, era una cualidad que exija a los políticos.

Ahora, los políticos que nos han robado por encima de nuestras posibilidades nos exigen “austeridad” con esto pretenden que asumamos un periodo indeterminado de miseria de lo contrario ya no tendremos nada para que nos roben y el negocio de la política profesional se habrá acabado.

Que mueran ciudadanos por recortes en la sanidad no es austeridad, bajar las pensiones de subsistencia a los más desprotegidos, entre ellos personas gravemente discapacitadas no es austeridad, escuelas sin calefacción y niños apaleados por reclamarlo no es austeridad, vender a sicópatas oportunistas viviendas de protección oficial y dejar familias en la calle no es austeridad, todo esto es sin duda alguna miseria.

Austeridad sería no cambiar los muebles de las oficinas de los diputados, ministros y otros paráclitos con cada cambio, austeridad sería que el sueldo de los cargos públicos sea digno y sin duda cobrar diez veces más que la media de los trabajadores es indigno, austeridad sería hacer las obras públicas necesarias (no faraónicas) y al que ofrezca o se lleve un porcentaje bajo la mesa someterlo a condenas medievales.

Nos robaron los recursos económicos y naturales y ahora nos roban las palabras, ahora es palabra que para mi abuela tenía un significado positivo y era un elogio la han tornado en algo temible.

También debo decir que a mi abuela la palabra esperanza no le le gustaba mucho, decía que no había que esperar, que mejor es hacer por, que en muchos casos la esperanza era una droga paralizadora.

No dejemos que nos roben el lenguaje por que si no podemos comunicarnos eficazmente, no podremos recuperar lo que nos robaron y organizarnos para que no vuelva a ocurrir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *