Imagen de perfil de jsruetter

por

Protesta del movimiento BDS por el concierto de Idan Raichel ante las puertas de la Sala Caracol

el 4 Marzo, 2016 en bds

Comunicado de Prensa, 4 Mar. 16
El concierto se desarrolló con unas fuertes medidas de seguridad, las cuales
impidieron un teatro denuncia no violento del grupo BDS Madrid
A pesar de la alta presencia policial, se leyó el manifiesto y se lanzaron consignas
de denuncia contra la ̈Marca Israel ̈.
Idan Raichel actuó, pero algunas personas rompieron su entrada, renunciando a
entrar en la Sala Caracol, mostrando su solidaridad con BDS

pancarta
Ayer, 3 de marzo de 2016, un grupo de activistas de movimiento BDS de Madrid tenía
preparada una acción de teatro denuncia frente a la Sala Caracol de Madrid en
protesta por la actuación del artista Idan Raichel.
El concierto estaba patrocinado por la Embajada de Israel en España y el artista es una
de las caras más conocidas de la Marca Israel, proyecto lanzado por el gobierno israelí
en 2006 para dulcificar su imagen en el exterior y desligarla de las imágenes de
segregación y violencia que nos llegan a través de los medios de comunicación y de las
denuncias de la sociedad civil comprometida con la defensa de los derechos humanos.
La acción de teatro denuncia no pudo llevarse a cabo de la manera prevista por el
fuerte control policial desplegado en las inmediaciones de la sala, rodeada por 7
furgones de antidisturbios y unos 50 policías. Antes de haber podido comenzar la
acción o de haber desplegado la pancarta, las personas que iban a llevar a cabo la
acción fueron todas identificadas por la policía nacional. Los agentes, por otro lado, no
iban correctamente identificados y no explicaron los motivos de las identificaciones,
tal y como establece el art. 16.2 de la Ley 4/2015 de protección de la seguridad
ciudadana [conocida como Ley Mordaza]. Es más, una de las personas de grupo fue
denunciada por preguntar los motivos de la identificación antes de facilitarle sus datos
al agente.
A pesar de todas las dificultades y tras un proceso de negociación con la policía, el
grupo consiguió leer el comunicado y desplegar la pancarta junto con una bandera
palestina, entre cánticos de “Yo No Bailo Apartheid”, “boicot a Israel” o “Madrid
antifascista, Madrid antisionista”. Al ver que la policía no permitía al grupo acercarse a
la sala a repartir información sobre la campaña de BDS, una vecina bajó a la calle y
abrió las puertas de su casa para poder leer el comunicado desde su balcón, situado
justo encima de la sala.Aunque sin lugar a dudas, el gran momento de la noche lo protagonizaron varias
personas valientes y de conciencia que se salieron de la fila y, acercándose al grupo de
BDS, rompieron las entradas que habían comprado para ver a Raichel, negándose a
entrar en el concierto y renunciando de este modo ser cómplices del apartheid
israelí.
Los motivos del grupo de BDS Madrid para llevar a cabo esta acción de boicot se
explican en detalle en un comunicado publicado el 23 de Febrero en su página web.
Estos mismos motivos fueron compartidos tanto con la Sala Caracol como con la
empresa promotora del concierto, JJB Concerts.
Tras la negativa de la sala y la empresa promotora de cancelar la actuación, el grupo
lanzó una campaña mediática y una recogida de firmas online, a la que sumaron más
de 1,000 personas.
El escritor y filósofo Santiago Alba Rico publicaba en el blog del diario Público un
artículo de apoyo a la campaña, ilustrando magistralmente los peligros de la
normalización de relaciones gubernamentales, institucionales o culturales con el
gobierno de Israel.
En este enlace se puede leer el manifiesto que el grupo ha leído durante la acción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *